#GalaConfidential

Gala ya jugaba con la longitud de su falda de uniforme del colegio, remangándose la cintura de ésta en función de la medida de las medias que también formaban parte del atuendo. Nada era baladí, le daba una importancia especial a sus conjuntos. Otro día llegó al colegio con unos aros de madera de colores de un juego de anillas que había en su habitación, y que le quiten lo bailao.

Sus padres la quisieron llevar a estudiar fuera ya en la ESO pero no lo consiguieron hasta Bachiller, es entonces cuando se marcha a Londres. Aquello la “descoloca”, para bien, para muy bien de hecho, y le da unas experiencias vitales en sí mismas y vitales para más tarde volcar lo que estaba generando y su visión de la moda en Amlul.

20160209203918_3_8

Llegó la hora de volver y se trasladó a Barcelona para cursar Periodismo, pero no tardó en ver que aquello no era su camino y decidió volver a Londres y estudiar moda en la prestigiosa Central Saint Martins. Y fue allí, en una sala de ordenadores, donde nace “su hijo inglés” Amlul.

En el Fotolog Amlul, donde ahora reconoce que sus primeros looks fueron “¡un auténtico cuadro!”, se plasmaron todas sus salidas estéticas que le aportaron sus días en Londres. Nos cuenta que su geolocalización la ayudó a diferenciarse y a conseguir sus primeros seguidores. Gala agradece siempre el haber salido fuera, lo considera crucial para tener algo interesante que contar y que contribuye inequívocamente a esas ganas de comerse el mundo.

Cuando el Fotolog alcanzó ya una notoriedad considerable, llegó Amlul gracias a la ya obsoleta plataforma para blogs Blogspot, a más de una nos entra morriña cuando la recordamos; una vez más, gracias Google.

4046772_amlulcom-galaconfidential-16-miami_ead11b08_m

Más adelante, poner en marcha la web “fue algo más complejo”, asegura. Con ello da un paso más hacia la profesionalización y el cuidado por la calidad de cada shooting y foto, aunque piensa que los influencers venían de plataformas como Fotolog y Blogspot por algo, porque buscaban una cercanía y construir una jerga en la que la complicidad y la naturalidad fueran las absolutas protagonistas. Considera que la mayoría de los blogs surgieron cuando una joven generación millennial buscaba un nuevo vehículo online de comunicación que permitiera usar un lenguaje más personal, y las webs denotan más frialdad.

Amlul nace en Central Saint Martins, donde estaba estudiando moda, era 2005 y el fenómeno blogger comenzaba a expandirse. “Una vez consigues el look y la imagen deseada de tu web, el siguiente paso es mimar a tus seguidores creando un contenido que realmente tenga un impacto social”.

last-call-paris-fashion-week-slider

Se basa en el lema “calidad antes que cantidad” y defiende crear un contenido homogéneo y con una “línea editorial ayuda a explicarle al mundo quién eres o cómo quieres que se perciba tu visión”. Gala quería ser diseñadora de moda “porque lo de influencer jamás se me pasó por la cabeza como una profesión”. Su tío Adolfo Domínguez, (para quien no lo sepa Gala es sobrina de la saga) le dio la primera oportunidad de su carrera, desarrollar la línea U, “con presupuesto cero pero con toda mi imaginación”. “Estaba convencida de que iba a horrorizarle y que posiblemente iba a pensar que yo no servía para esto, pero sucedió lo último que podía imaginar, cuando volé a Galicia para presentar el proyecto, a todo el mundo le gustó muchísimo”.

Sin embargo, cada vez que presentaba un proyecto era una lucha constante, “tenía que demostrar que realmente estaba allí por méritos propios y no sólo por ser sobrina de, como a la mayoría le gustaba pensar.”

marc-jacobs-lets-go-to-las-vegas-slider

Gala lanza un mensaje de positivismo y motivación a lo largo de todo el libro. Afirma que “seas quien seas y vengas de donde vengas, las oportunidades existen y puedes atraparlas si de verdad tienes una estrategia.” 

Tanto los influencers como sus seguidores le dieron una vuelta de tuerca al proceso de democratización de la moda, pero no estamos hablando de precios más asequibles, “esta vez se trataba de compartir información”, de construir un nuevo canal más ágil y fluido. Los medios de comunicación tradicionales se movían más lentamente, aunque los contenidos fueran de máxima calidad era necesario nutrir también a una generación paperless acostumbrada a utilizar internet para todo.

Nos encanta que señale que la idea de que la mujer se viste para conquistar al sexo opuesto es agua pasada y que “nos vestimos fundamentalmente para sentirnos bien con nosotras mismas y si en algún momento buscamos la aprobación de alguien, suele ser la de otra mujer.”

Hace mucha referencia al valor de decir “no”, a aprender a hacerlo, pues lograrlo le ha permitido avanzar, posicionarse y mantenerse en la cresta de la ola. Su labor, como la de todos los influencers, es utilizar su medio de comunicación online para crear un contenido natural y acercarlo así al potencial consumidor de manera más orgánica, y “si la marca no se adapta a la imagen de mujer que defiendo en mi blog, sé muy bien que no podré darle al cliente lo que necesita.” es entonces cuando entra en juego el saber decir “no”.

Una cosa que entristece a la blogger española por excelencia (sí, blogger, los inicios marcan y mucho), es que sus mayores haters provengan de su propio país, “lo único que quería es que se sintieran orgullosos de lo que hacía ahí fuera”.

Una de las marcas pioneras y españolas en creer en la labor de nuestros amigos los influencers fue Mango con su apuesta por la colección Gala González para Mango TouchGracias a estas firmas que entendían y abarcaban ya el fenómeno, comenzó a tener mayores ingresos para seguir desarrollando su trabajo.

El amor al arte no paga las facturas. Al principio, y desde la ingenuidad, Galita, como la llama su familia, ejercía de influenciadora sin esperar nada a cambio, ella y el resto de influencers incipientes lo hacían por hobby, por pura diversión, “e íbamos dando palos de ciego para conseguir abrirnos un camino, camino que tampoco sabíamos exactamente adónde nos conducía ni cuando iba a cerrarse; hoy en día, los nuevos usuarios que se abren un blog o una cuenta de Instagram ya saben lo que va a pasar y cómo han de jugar”.

En 2010 los medios de comunicación, y tirando de anglicismos, empiezan a llamarla It Girl. La expresión llevaba utilizándose desde hacía décadas fuera de España, pero ella no se sentía identificada con ese título si con ello califican a mujeres que enfocan su carrera mayoritariamente a su vida social.

gala_confidential_cannes_208_950x

Gala defiende también a lo largo de todo el libro el valor de la diferenciación, perseverar en defender una visión diferente de la moda, proteger tu propia identidad sin importar lo que se imponga en ese momento. En 2012, con la profesionalización del mundo online, a estas desconcertantes figuras se les vaticina su fin y se les recordaba que tenían los días contados, sin embargo poco a poco llega la aceptación. Y más tarde se pasa del odio a la fascinación por la nueva profesión.

La mediática influencer se da cuenta de que necesitaba desarrollar una visión empresarial dadas las dimensiones que estaba adquiriendo su trabajo. Afortunadamente, para entonces ya contaba con un buen equipo de apoyo.

Instagram comenzó con unas imágenes muy auténticas y de apariencia fresca y natural y ese era su encanto, pero cuando Gala vio que sus seguidores en la red social superaron los 100 K se dio cuenta de que debía prestarle una especial atención, y que lo ideal era dejar de usarla como complemento del blog y evitar desviarse a la parte personal. La diferencia que aporta la instagirl, a su parecer, es la accesibilidad, al contrario que las celebrities de antaño; ahora, mostrar la intimidad hasta cierto punto era algo asiduo y salvaguardar tu vida había dejado de ser cool.

Asegura haber rechazado suculentas ofertas, haberse mantenido fiel a sus principios y negarse en redondo a “ser un títere en manos de los que pensaban que la compensación económica era suficiente para comprar mi bendición.” Aboga por estudiar muy bien sus acciones con las marcas para no prostituir su estilo. Afirma que siempre estará agradecida a las marcas por los regalos pero que esto no quiere decir que se los vaya a poner o que los vaya a integrar en su contenido.

gala_miami_8442_950x

Lo suyo no ha sido seguir las tendencias imperantes porque muchas de ellas no cuadraban con su estilo y si hubiera claudicado, hubiera acabado disfrazándose. Al hilo del disfraz, fue en Londres donde entendió que “eres tú quien lleva las prendas y no ellas a ti”. Desde Londres también quiso trasladar la inquietud por experimentar con la moda.

En 2013 recibió el Premio 10 a la comunicación digital por parte de la revista Lifestyle y lo dedicó con emoción a toda esa prensa que luchaba por lograr la consolidación del online.

En cuanto a extrapolar la presencia de influencers a otros campos de acción, tema que ha dado mucho que hablar, dice que la primera vez que la invitaron a Cannes se lo tuvo que pensar, pero la moda y el cine van de la mano, y “en definitiva lo que cuenta es tu conexión con el público para el que prescribes”. Afirma que “no es el número de seguidores lo importante, sino que exista una relación adecuada entre marca y prescriptor”.

Considera la fama un arma de doble filo y peligrosa, y desde el principio tuvo claro que no iba a utilizar atajos para que su nombre estuviera en boca de todos, es más siempre prefirió lo de “menos es más” y estar sólo en boca de las personas adecuadas.

Durante su adolescencia echó de menos referencias como lo es ella para los millennials. Por entonces contábamos con escasos recursos de información para adolescentes, encontrábamos la Ragazza o alguna celebrity de otro país, a su parecer no fueron suficientes y la tribu del momento se quedó con ganas de haber tenido una generación visible joven y cool como la que habían tenido sus padres en los 80.

La influencer intenta trasladarnos que, a pesar de lo de ensueño que puede parecer estar viajando y conociendo muchas ciudades, asistida en todo momento y por hoteles de lujo, ha hecho muchos sacrificios, ha puesto su cuerpo al límite del cansancio en muchas ocasiones. Este trabajo no sabe de fines de semana o de horarios que terminan sí o sí a las 18 de la tarde, recalca que también tiene su lado malo. A propósito de estas reflexiones, nace #GalaTime.

Aunque la mayoría de sus viajes tengan que ver con trabajo, con #GalaTime pretende desconectar, un detox como la copa de un pino, y es que elige la naturaleza por descontado; pero lo más importante, determina un destino en el que sólo necesite “una mochila a la espalda” y contrastar con todos esos viajes lujosos y atiborrados de cosas materiales. Gala pasa un tercio del año volando, de hecho, se ha planteado escribir sobre sus experiencias aéreas. Las páginas 172 y 173 están repletas de consejos a tener en cuenta a la hora de viajar y coger aviones. Asegura haberse dejado muchos sombreros (accesorio que caracteriza a gala) en todos esos aviones.

amlul-gala-gonzalez-influencer-fashion-week-hairstyle-slider

El mundo online ha revolucionado la comunicación y nuestra labor actual, la de todos, pues las marcas se han adecuado muy bien a estas nuevas formas de prescripción tan orgánicas y acertadas. El viaje de Gala ha sido “incierto y sin retorno” del que ha ido aprendiendo poco a poco a base de dar “palos de ciego” a consecuencia de ser parte de la primera generación 2.0 que vio nacer el fenómeno blogger.

“Internet nos ha permitido construir un futuro a nuestra medida”. Gala espera ser de ayuda para próximas generaciones y sentencia que el éxito no es recibir un simple tick azul de verificación en tu perfil en tu perfil de Instagram, Twitter, Facebook… pero “el éxito, sin un trabajo constante detrás será un dulce recuerdo pasajero”. Mantenerse distante de las críticas y no entrar en ellas ha sido siempre su decisión.

¿Qué hay después? muchos piensan que una vez se logra el éxito propuesto ya no hace falta nada más, pero lo cierto es que no contar con un plan B le parece muy poco inteligente. Cuando le preguntaron hace diez años dónde se veía en el futuro nunca se imaginó viviendo al otro lado del charco y escribiendo este #GalaConfidential, su tranquila vida en Galicia en su día era todo lo que se planteaba felizmente.

Mantiene y lanza el poderoso mensaje “querer es poder”, desde el Premio Cosmopolitan al mejor blog en 2012, hasta su primera portada internacional para Marie Claire Grecia en 2015 o mi incorporación como primera española en el top de las 10 de las mejores influencers del mundo en 2016 en el por el portal Fashionista.

Hoy por hoy sigue afincada en Nueva York pero no nos cabe duda que podemos seguir de cerca la andadura de esta Gallega que nunca previó ver cumplido con creces “el sueño americano” (página 203).

Ver más en Yo Dona

¡Y puedes adquirir el libro en Amazon!

Un comentario sobre “#GalaConfidential

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: