Los pasos de gigante del #FashionTech

La moda precisamente se caracteriza por ir a una velocidad sin igual; desprecia, desecha y deja atrás tendencias (recién adquiridas por el común de los mortales) sin inmutarse, sin despeinarse. Debe ser por esto que le atrae tanto la tecnología, y es que, cada vez van más de la mano.

El #FashionTech responde a la implementación de la tecnología y la innovación en el modelo de negocio de la moda, lo que se traduce en la digitalización del sector. Novedosas formas de comunicación que plantean nuevas herramientas, plataformas que simplifican procesos, relaciones comerciales más cercanas que nunca.

gallery_1423663058-3_spray_painted_dress_no_13_ss_1999_model_-_shalom_harlow_image_-_catwalking

Fue en el Spring Summer de 1999 cuando Alexander McQueen sentenció con una incursión hacia la tecnología, un mensaje estético a la par que tecnológico, un atrevido “Fash X Tech” en toda regla. El show, en el que Shalom Harlow fue pintada con spray por dos robots mientras giraba sobre una plataforma en movimiento, fue catalogado de performance y no de espectáculo de moda. 

Captura de pantalla 2018-02-27 a las 13.13.41

El ecommerce marcha sin pausa y sin mirar atrás. Las tiendas físicas deben reinventarse, ofrecer experiencia de marca, valor añadido… deben, básicamente reaccionar. En cuanto a la prescripción de productos, la publicidad al uso ya no surte efecto, estamos infoxicados, ya no nos penetra la información, no recibimos los mensajes publicitarios; parece que quedaba una alternativa para vender, y es modular la prescripción. Se trata del fenómeno de los influencers, que cumple años a la cabeza en cuanto a inversión publicitaria se refiere, la gallina de los huevos de oro. Hemos dejado de pensar que todo lo que nos dice la publicidad es cierto, hay mucho escepticismo al respecto, una opinión sin embargo, nos cala, aquí entran en juego las figuras que influencian.

Por su parte, el impacto de la impresión 3D ha sorprendido a propios y extraños. Como ventajas, se habla de reducción de tiempos, ahorro económico y la posibilidad de retocar mientras se está imprimiendo. Además, se está jugando a favor de la sostenibilidad en la moda, ya que se trabaja con la cantidad exacta de material que se necesita para crear una pieza, de esta manera, no se tienen que desechar elementos y la producción es más eficiente. Esta tecnología es imparable por la personalización y exclusividad que aporta.

Y los ejemplos en pasarela no cesan, volviendo a echar la vista atrás y sacando a colación de nuevo la relación entre moda y tecnología, Hussein Chalayan, presentó para la primavera-verano de 2007, Morning Dress, una de sus colecciones más memorables que daba a entender que era el precursor del juego que, más tarde comenzaría a extenderse, entre tecnología y moda.

  husschal

Lo último en despliegue tech ha llegado de la mano de la barroca y clásica firma Dolce & Gabbana en su desfile de Milán, los bolsos-joya flotaban durante todo el recorrido de la pasarela guiados por drones, perfectamente dirigidos y sin precipitarse. Una puesta en escena que ha conseguido, desde luego, posicionar este desfile como uno de los más viralizados. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: